martes, 11 de noviembre de 2008

El primer alcalde negro de España fue elegido en Isla Cristina


Al hilo de la noticia de la elección del Barack Obama como nuevo presidente de los Estados Unidos, la prensa española se está haciendo eco de las manifestaciones de Juan Antonio de la Morena Doca, quien se considera el primer alcalde negro de España. La cuestión es que Sr. de la Morena, alcalde de Villamantilla (Madrid), no es el primer alcalde negro y extranjero de España.

En las elecciones municipales del 3 de abril del año 1979 fue elegido en Isla Cristina, provincia de Huelva, el primer alcalde negro y extranjero de toda la historia de la democracia en España: Héctor Julio Castillo Figueroa. El señor Castillo se presentaba en la lista de Unión de Centro Democrático (UCD), que fue la que obtuvo mayor número de votos, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta. Desde su toma de posesión como Alcalde-Presidente del ayuntamiento de Isla Cristina el 19 de abril de 1979 hasta agotar la legislatura en el mismo mes del año 1983 no hubo ningún hecho destacable relacionado con su singularidad.

Aquel acontecimiento, que marcó un hito en la historia de España, fue recogido por la prensa y divulgado ampliamente para toda América a través del programa de televisión “300 Millones”, que presentaba José Domingo Castaño. Poco después las poblaciones de La Romana e Isla Cristina firmaron el acuerdo para su hermanamiento,

Héctor Julio Castillo Figueroa es natural de la ciudad de La Romana, en la República Dominicana. Llegó a Isla Cristina para ejercer su profesión de médico en el Centro de Salud, abriendo también consulta privada en su domicilio. El trato con sus pacientes le granjeó la simpatía y la confianza del pueblo de Isla Cristina, dónde vive todavía.


Isla Cristina es una población que hoy supera los 20.000 habitantes situada en el estuario del río Guardiana, a diez kilómetros de la frontera con Portugal. Su población, de carácter cordial, abierto y tolerante, como es propio de los puertos de mar, lleva con orgullo haber elegido democráticamente hace treinta años a un ciudadano extranjero y de color para que les gobernase.

Lo que los estadounidenses han logrado ahora, lo superamos en España, en Isla Cristina, hace casi treinta años.


Vicente López Márquez